20.2 C
Trelew
domingo, diciembre 4, 2022

Cómo los hoteles energéticamente autosuficientes pueden contribuir al turismo sostenible

Desde paneles solares hasta ventanas de triple acristalamiento, los desarrolladores están intentando diseñar hoteles que produzcan más energía de la que usan.

El edificio Pirelli, de estilo brutalista, fue votado una vez como la estructura más fea de del estado de Connecticut. Ahora, este enorme edificio de media altura de 1970 ha vuelto a ganar fama, pero por una razón muy distinta: se convirtió en el hotel con mayor eficiencia energética en los Estados Unidos.

El Marcel, llamado así por el célebre arquitecto modernista Marcel Breuer, que lo diseñó, abrirá en mayo sus puertas en la ciudad de New Haven como un hotel totalmente eléctrico que genera su propia energía con una matriz solar en la azotea y marquesinas solares de estacionamiento. Contiene baterías de iones de litio que almacenan la energía creada durante el día para usarla durante la noche.

El arquitecto del siglo XX Marcel Breuer diseñó el edificio Pirelli de New Haven utilizando ideas ...

El arquitecto del siglo XX Marcel Breuer diseñó el edificio Pirelli de New Haven utilizando ideas brutalistas y de la Bauhaus que incluyen geometría estricta y materiales sencillos. Ha sido reinventado como un hotel.FOTOGRAFÍA DE PAT KRUPTA HOTEL MARCEL

La propiedad de 165 habitaciones ya recibió una certificación de Edificio Pasivo, lo que significa que utiliza un 80% menos de energía que un hotel típico de los Estados Unidos. El Green Building Council (o Consejo de Construcción Verde) de ese país le otorgó al Marcel su calificación de eficiencia más alta, LEED Platinum, lo que lo convierte en uno de los doce hoteles estadounidenses que cuentan con esa designación.

Si el Marcel es tan eficiente energéticamente como afirman sus desarrolladores, la propiedad será el primer hotel catalogado como “edificio energía cero neta” o ZNEB (por sus siglas en inglés), a veces abreviado como “cero neto”. Si bien el cero neto se puede lograr de diferentes maneras, en términos generales significa que un edificio produce suficiente energía renovable para cumplir con sus propios requisitos de consumo de energía anual.

A diferencia de los lujosos hoteles fuera de la red o los resorts con opción de glamping (una conjunción de las palabras glamour y camping), los hoteles cero neto pueden existir a precios más bajos y en ciudades, que tienen códigos de construcción más estrictos que no permiten estructuras fuera de la red. Estar conectados a la red significa que estos hoteles pueden potencialmente agregar energía renovable a las comunidades que los rodean.

La instalación de paneles solares y baterías cuesta más que la construcción convencional. Pero el creciente enfoque climático de la industria del turismo y de viajes significa que vendrán más hoteles cero neto.

“Los hoteles tienen casi los peores resultados en términos de eficiencia energética en comparación con otros edificios”, afirma Bruce Becker, el arquitecto y desarrollador detrás del Marcel. “Pero no es necesario usar combustibles fósiles para tener un hotel exitoso”.

Cómo contribuyen los hoteles al cambio climático 

Los hoteles representan alrededor del 1% de las emisiones globales, según reporta la Organización Mundial del Turismo (OMT), un número que se espera que aumente a medida que más personas se unan a la clase media y tengan ingresos disponibles para viajar. Para limitar el calentamiento global a no más de los 2 °C fijados en los Acuerdos Climáticos de París, la industria hotelera debe reducir las emisiones en un 66% para 2030, de acuerdo con un artículo de investigación de la International Tourism Partnership (Consorcio Internacional de Turismo).

Los hoteles usan más energía que las oficinas, el comercio minorista, las viviendas multifamiliares y la fabricación industrial, según un informe del Instituto de Tierras Urbanas de los Estados Unidos, pero los hoteles tienen desafíos diferentes a los de otras propiedades. 

Muchos son edificios únicos, lo que significa que los planes para reducir las emisiones deben adaptarse a un sitio singular. Los complejos modelos de propiedad de la industria de la hospitalidad a menudo significan que ninguna parte está a cargo de pensar en prácticas sostenibles. Durante una remodelación o renovación, las preocupaciones sobre la interrupción de la experiencia del huésped a menudo pueden superar la misión de ahorrar energía. POR JACKIE SNOW

Noticias Relacionadas

- Advertisement -spot_img

Ultimas Noticias