27.1 C
Trelew
jueves, diciembre 1, 2022

Concluyó la tercera etapa de envainado de colectoras cloacales, que extenderá por 50 años su vida útil

En el transcurso de la jornada del lunes concluyó la tercera etapa de la obra de envainado de colectoras cloacales, que extenderán la vida útil de las cañerías por un lapso de 50 años aproximadamente.

El Gerente de Agua y Cloacas, Ingeniero Daniel Spagnuolo, dijo que la última etapa de la obra se desarrolló en la intersección de Centenario y Rivadavia detallando que “estamos recorriendo el último tramo que tiene unos 50 metros aproximadamente de longitud entre las últimas dos bocas de registro”.

Explicó que el trabajo en éste último tramo consistió “en lo que llamamos el cocinado que, se hace con un robot comandado desde el exterior, que con luz ultravioleta hace que la membrana que se colocó previamente se vaya fijando a las paredes de la cañería”.

También puntualizó que “para la colocación de la vaina se utiliza un cable de acero y un malacate. Se coloca la vaina en un extremo y con el cable se tira hasta hacerla llegar a la otra boca de registro. Cuando la vaina está posicionada se colocan unos tapones  en cada extremo y se manda aire a presión. La vaina se infla y se va amoldando al caño que se quiere revestir”.

“Después de manda el robot que con luz ultravioleta le da rigidez a los polímeros dejándola perfectamente adherida a los caños”, indicó, precisando que “esta tercera etapa arrancó en Centenario y Rivadavia. Seguimos por Centenario hasta Libertad. Allí hacemos un martillo y desembocamos el Libertad y A.P.Bell”.

Anticipó que “en esa esquina comienza otro trabajo, el de tele inspección. Desde allí seguimos por A.P. Bell  hasta Soberanía Nacional. Seguimos por esa arteria hasta llegar a Corrientes. El trabajo que se va a hacer entre cámara y cámara consiste en una limpieza haciendo un bypass para derivar la afluencia de los líquidos. Y una vez que esté limpio el tramo se va a pasar una cámara robotizada que va a ir filmando todo el interior de la cañería, lo que nos va a permitir contar con un diagnóstico para planificar futuras obras”.

Con relación  la situación de las cañerías reacondicionadas, resaltó que “son colectoras muy antiguas, de la década del 70. Son caños de hormigón que con los gases que generan los efluentes cloacales y que se acumulan en la parte superior, se produce un proceso de corrosión que hace que su espesor vaya disminuyendo hasta que desaparece su parte superior. Cuando eso ocurre se plantea el trabajo de envainado que hace que contemos con un caño nuevo dentro de uno deteriorado, lo que prolonga su vida útil por aproximadamente 50 años”.

Al referirse a la aplicación de esta nueva tecnología en el proceso de recuperación del sistema cloacal, indicó que “esto facilita la adecuación del sistema y produce menos molestias a los vecinos, ya que la manera tradicional implicaría romper todo el pavimento, llegar a profundidades peligrosas, hablamos de unos 5 metros. Son trabajos de mucho riesgo y muy costosos. Esta nueva tecnología, lo que permite es una reconstitución sin tener que intervenir desde afuera, con lo que nos ahorramos la rotura del pavimento, las excavaciones, las entibaciones para evitar derrumbes, la reposición del pavimento y las molestias que todo eso genera en la población”.

“Este sistema –acotó- la única molestia que puede generar es la interrupción del tránsito en algunas arterias, por lo que aprovecho para pedirle paciencia a los vecinos, porque ya se termina la obra y con este trabajo logramos tener en funcionamiento pleno las colectoras principales”.

“En la etapa de tele inspección los vecinos se van a encontrar con cortes mucho más breves o calzadas reducidas, para que pasen las mangueras del bypass por uno de los costados. Esta etapa de tele inspección va a ser mucho menos conflictiva”, aseguró.

Por su parte, Juan Manuel Bossi, operario de la empresa Forever Pipe, que tiene a su cargo la obra de envainado de las colectoras cloacales, dio detalles de la ejecución de los trabajo, señalando que “en primer lugar hace una inspección, una limpieza y un relevamiento del estado de la cañería. Luego se envaina el tramo con un sistema de mangas impregnadas con resina que cubre la estructura de la cañería antigua”.

Respecto de la empresa en la que se desempeña, sostuvo que “nosotros somos pioneros en la argentina en la utilización de este sistema de vainas por curado UV, cuyos beneficios son la durabilidad que tiene y la rapidez con que se reconstruye la cañería, dado que un tramo de 150 metros se reconstituye en el día sin impactar en el medio”.

Finalmente anticipó que “en la próxima etapa vamos a hacer limpieza y relevamiento sobre unos 1.500 metros para programar trabajos a futuro”.

Noticias Relacionadas

- Advertisement -spot_img

Ultimas Noticias