13.7 C
Trelew
domingo, abril 14, 2024

Cooperativa Eléctrica: tras el reclamo administrativo, se avecina una demanda judicial contra la Municipalidad

Dalder Barrera, Gerente de Administración y Federico Ruffa, abogado y Consejero del Consejo de Administración de la Cooperativa Eléctrica de Trelew, confirmaron que superada la instancia del reclamo administrativo interpuesto a la Municipalidad de Trelew, por incumplimiento en la aplicación del Mecanismo de Equilibrio de Costos (MEC) convenido en el 2019 y establecido por ordenanza, es inminente el inicio de acciones judiciales.

En diálogo con diferentes medios radiales de la ciudad (Radio Chubut y FM El Chubut), destacaron que la no aplicación del mecanismo mencionado incide negativamente en el equilibrio económico-financiero de la prestadora de servicios, ya que impide cumplir con el pago del insumo básico, que es la energía eléctrica, provista por la distribuidora mayorista CAMMESA.

Según explicaron, este desequilibrio, que es de vieja data, generó una deuda de 4.628.180.059 pesos, los  que con los intereses por mora y actualizaciones se eleva a 9.000 millones aproximadamente.

Pero la acción o inacción perjudicial del Ejecutivo Municipal, es un combo en el que confluyen el incumplimiento de lo pautado en cuanto a la aplicación del MEC y la negativa del intendente Adrián Maderna a firmar el acuerdo de pago con CAMMESA, que permitiría a la Cooperativa salir del cuello de botella en que se encuentra.

En ese sentido, Barrera señaló que ese acuerdo incluyó a casi todas las cooperativas de servicios públicos del país y que “en Chubut están todas en situaciones similares, dependiendo su tamaño, con una deuda un poco más o un poco menos grande. En  virtud de ello, la Secretaría de Energía motorizó un acuerdo que implicaba la quita de alrededor del 40% de los intereses y poder avanzar en un plan de pagos, pagando el corriente y la deuda emergente de las cuotas acordadas.”

Resaltó que “La Cooperativa fue, firmó y había un compromiso del intendente, de ir a firmarlo, pero como eso no ocurrió el acuerdo hoy está caído y no quedó toda la deuda líquida”, que supera el  valor del capital total de la Cooperativa Eléctrica.

Por su parte,Federico Ruffa explicó que “el convenio no sólo implicaba la quita del 40% de intereses, sino que nos daba 6 meses de gracia, y podíamos refinanciar toda la deuda a un 50% del interés que aplican. A ese saldo lo financiaban en 96 cuotas. Eso incluía la deuda hasta septiembre del 2022 y nos permitía financiar el resto de la deuda con los mismos embargos que hoy tiene en cuentas judiciales CAMMESA. O sea que durante este año podíamos utilizar embargos que nos habían hecho para pagar cuentas de ellos, para este plan de pagos. Esto significa que tendríamos este año cubierto”.

Lamentablemente -añadió- no se firmó. Requería la firma de la Cooperativa,  del poder concedente, en este caso el intendente Maderna, y en algunos casos también la firma del organismo regulador. La Cooperativa firmó, pero el acuerdo se cayó por no tener la firma del intendente”.

Sobre las consecuencias de la actitud de Maderna, señaló que “se terminaron las mediaciones hace un mes y unos días, y nos enviaron una carta documento exigiéndonos el pago. Ahora esperaremos a que inicien la demanda y que después se ejecute algún tipo de embargo”.

Respecto de las razones por las que se generó la deuda original, Ruffa indicó que “hay dos formas básicas por las cuales los proveedores de servicios públicos pueden cubrir sus gastos: una es con tarifa y la otra es con un subsidio. No hay otra forma. Los gastos de la cooperativa están a disposición del Organismo Municipal Regulador de los Servicios Públicos (OMRESP) y son  auditados continuamente. Por lo tanto lo único que se busca es cubrir los costos, y  obviamente cuando hay que dejar de pagar un costo lo primero que se deja de pagar es CAMMESA.  

“Por eso es que nosotros desde el Consejo de administración tomamos la decisión de hacer todo lo que está a nuestro alcance para buscar el saneamiento de la Cooperativa. Y no estamos discutiendo, como se suele hablar en términos técnicos de servicios públicos, una tarifa justa y  razonable por decir cuáles son los costos que tenemos. En  definitiva estamos discutiendo cómo se actualiza, y  estamos en esta discusión porque hay inflación, si no probablemente la discusión no sería tan acalorada o al menos no se daría tan seguido. Porque no hay desacuerdo en que los costos tienen que ser cubiertos”, apuntó.

Barrera, se refirió luego al MEC indicando que “cualquier empresa, para lograr un equilibrio financiero tiene que  hacer coincidir los ingresos con los costos, sino siempre va a generar deudas. Más  en una empresa como es la Cooperativa que arrastra deuda, lo que siempre complejiza un poco más”, e hizo hincapié en que “en 2019 se estableció cuál era la estructura de costos de la Cooperativa y se estableció la forma de actualizarla”.

“Se aprobó ese acuerdo y cuando se hizo la primera actualización, se hizo por un importe menor al que debía darse, porque en vez de tomar esa estructura de costos y en base a eso actualizar,  tomaron índices que fueron menores a los plazos de la última actualización. Entonces ya arrancamos, si estábamos en el mar, con la cabeza debajo del agua”, graficó, subrayando que “por más que nos vayamos levantando, siempre va a estar el agua arriba nuestro Y ocurrió que la marea siguió subiendo y nosotros quedamos más abajo, porque por ineficiencia, desinteligencia o por decisiones que en algunos casos se hicieron públicas no nos fueron dando esa actualización que establecía que se vayan actualizando los costos conforme a la inflación. No lo fueron aplicando como se había acordado, firmado, ratificado por ordenanza y visto previamente por el organismo regulador. Nunca lo aplicaron por desinteligencias propias de los demás organismos, no de la Cooperativa”.

Dejó en claro que “cada mes de atraso implica 6, 7 u  8 puntos que obviamente nunca se terminan de recuperar y así venimos”, al tiempo que reconoció que nadie quiere pagar el costo político de una actualización tarifaria, mientras que Barrera especificó que “nosotros facturamos el 22 el bimestre vencido. O sea que mandamos eso al cobro recién al siguiente mes y muchas veces podemos recién salir al corte, después de que tengan vencida la segunda factura. En muchos casos el incremento que tuvimos de un trimestre atrás, terminamos cobrando tres meses después”.

“Esto ocurre solamente acá. Las metodologías de actualización están establecidas en todo el país. Todas las distribuidoras las tienen. Lo que se da particularmente, que no existe en el resto de Argentina, es que lo aprueba el poder legislativo y por ordenanza. Eso no existe. Hay otros mecanismos”, sostuvo, y precisó que “acá el legislativo fija las reglas para establecer los aumentos pero los aumentos son otorgados por el Poder Ejecutivo y dependen de su voluntad política”.

Respecto de las alternativas que tiene CAMMESA para presionar a fin de lograr el pago de la deuda, dijo que “la siguiente herramienta que tiene CAMMESA es empezar con una baja de tensión que afecta el suministro, y además  puede ejecutarnos esa deuda total o parcialmente, algo que ha hecho en otras oportunidades, lo que significa embargar los ingresos de la Cooperativa parcial o totalmente. Generalmente los jueces no acceden a la ejecución total. Eso depende, porque además todo con jurisdicción en Buenos Aires, de cada uno de los tantos jueces que caigan en la causa. Pero en la mayoría de las veces  no aceptan hacer una quita total”.

Acerca del reclamo administrativo, puntualizó que “son dos  cosas: primero reclamar formalmente lo que uno entiende que el Estado Municipal debe cumplir, pero también es un paso previo necesario para poder agotar esa vía, y después poder realizar el reclamo judicial”.

Hicieron notar que “nosotros en el Consejo de Administración somos vecinos y sabemos de la dificultad que tienen los trelewenses para abonar la factura, pero lo cierto es que los costos son los costos y nosotros necesitamos que el poder concedente  deje de decirle que sí a todo el mundo y ponga las cosas sobre la mesa, para establecer que parte se puede cubrir de costos a través de la tarifa y qué parte, en todo caso, se podrá cubrir con otra herramienta para subsidiarlo, como se hace, por ejemplo con la empresa El 22. Son mecanismos posibles para poder seguir adelante con los servicios públicos, pero lo que no podemos hacer es seguir en un estado donde se consume más de lo que ingresa”.

Detallaron además que “a comparación de otras ciudades, en Trelew la Cooperativa tiene cinco servicios. El 30 o el 40% de la factura corresponde a impuestos, de uno de los cinco servicios una parte es para CAMMESA. Por eso, lo que se dice que cobra  la cooperativa no es tal, sumado a que también se cobra lo que corresponde al servicio de sepelios y a los bomberos”.

Trajeron a colación luego la periodicidad con que se debe aplicar el MEC, aseverando que “a fin de mes se debería aplicar otra actualización del Mecanismo de Equilibrio de Costos (MEC) y ya hay dos en manos del Ejecutivo Municipal, es decir que le estamos enviando el tercero. Hay dos atrasados porque son trimestrales. Tenemos problemas con los proveedores,  y a la deuda con proveedores hay que sumarle los intereses, y cada vez es peor porque se está generando una deuda imposible de pagar, ya no sólo con CAMMESA”.

La separación de Petrakosky de la presidencia

En otro orden y en respuesta a una pregunta del periodista, respondieron que “la postulación de Petrakosky como candidato a diputado, sin identificar al partido al que responde, fue observada por el Consejo de Administración y generó malestar. Nosotros entendemos, y es un compromiso conversado dentro de la mesa del Consejo, que si bien todos tenemos pertenencias políticas y muchos tienen militancia de diversa especie, tratamos de que el Consejo no se vea afectado por los intereses o las voluntades políticas que tenga cada uno”.

“Fabricio decidió, sin comunicarle al Consejo, avanzar en esta línea y por eso el Consejo entendió que era mejor separarlo, porque nosotros ahora tenemos que discutir con el poder político esto de los atrasos tarifarios, si vamos a poder pagar CAMMESA, y no queremos que sea un candidato el que nos represente en eso, porque las posibilidades de conseguir avances o no va a depender de que haya o no competencia entre las personas que estén discutiendo, y nosotros no queremos que eso afecte las discusiones”, indicaron.

Acotaron que “actualmente, Fabricio sigue como consejero, pero no está a cargo de la presidencia, no representa al cuerpo”, afirmando que “nosotros hoy tenemos que conversar con el madernismo, pero también tenemos que conversar con el intendente electo para ver cómo vamos a seguir con esto,  y no sabemos si él va a representar a Arriba Chubut o a Juntos por el Cambio. Y si fuera candidato por el sector de Maderna, también nos traería problemas porque seguramente alguien que pertenece o está dentro de las filas del poder concedente no va a poder reclamar con la misma vehemencia porque va a tener una relación de jefe a subordinado”.

Por último y aludiendo a las expresiones del vicepresidente a cargo de la presidencia, Jorge Lincheo, quien trató a Maderna de irresponsable, Barrera dijo que “es una forma posible de describirlo. Si le demostramos mes a mes que no estamos pudiendo cubrir los costos con los ingresos, y de eso dependen los servicios públicos esenciales de una ciudad, me parece hasta una forma bastante liviana de decirlo”.

Noticias Relacionadas

- Advertisement -spot_img

Ultimas Noticias